Noticias

Nuevo escándalo: El Majzen intenta comprar conciencias de personalidades solidarias con la causa saharaui en América Latina

Los paquetes enviados por la Embajada de Marruecos en Chile a los padres del político chileno Esteban Silva.

Uno de los métodos más empleados por la diplomacia marroquí para imponer su tesis sobre el conflicto del Sahara occidental es comprar conciencias de personalidades solidarias con la justa lucha del pueblo saharaui.

Uno de los episodios más reciente es el protagonizado por la Embajada de Marruecos en Chile con los padres del político chileno y solidario con el pueblo saharaui, Esteban Silva Cuadra.

“El día de ayer domingo 5 de julio del 2020 mis padres, que son adultos mayores, jubilados y que viven solos en un departamento ubicado en la Comuna de las Condes, les fue entregada una caja de alimentos por parte de una persona que se identificó como funcionaria de la Municipalidad de las Condes. Esta caja venía con la rotulación que indicaba que era una donación de la embajada de Marruecos en Chile y de su Centro Cultural para el Diálogo de las Civilizaciones”, reza la carta del político chileno, Esteban Silva, enviada al alcalde de la municipalidad de Las Condes.

Para el político chileno el intento de compra de conciencia es por su “calidad de presidente de la asociación de amistad con la República Árabe Saharaui Democrática -cuyo territorio del Sáhara occidental se encuentra ilegalmente ocupado por Marruecos-,  he efectuado constantemente denuncias públicas en Chile sobre la situación que aqueja al pueblo saharaui y el no cumplimiento por parte del Reino de Marruecos de los acuerdos de Naciones Unidas referidos a los territorios ocupados por Marruecos”.

Asimismo, Esteban Silva manifestó que la gravedad de la situación se debe, “no sólo por la irregularidad e ilegalidad que significa que la Municipalidad de Las Condes reparta donaciones de embajadas, si no que que además este hecho podría ser interpretado  como una acción más de amedrentamiento contra mi persona efectuada a través de mis padres  o  el intento de comprar conciencias a través de “donaciones””.

Spread the love