Marruecos sigue ignorando las demandas de su diáspora

El ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Naser Bourita.

El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Naser Bourita, anunció este lunes, en la sede del Parlamento, la suspensión de la Operación Marhaba 2020.

La Operación Marhaba, iniciada en 1986, supone el traslado de más de 3,5 millones de marroquíes a bordo de 800 mil vehículos.

De esta forma, Bourita ignora, una vez más, a las demandas de sus ciudadanos residentes en el extranjero que pretenden retornar a su país, entre otros motivos, para veranear y celebrar El-Eid, con sus familiares.

La diáspora marroquí, desde mediados de marzo, cuando Marruecos cerró sus fronteras, protagonizó una serie de protestas frente a las misiones diplomáticas marroquíes.

Se recuerda que la diáspora marroquí supone una fuente importante de ingresos a las huchas del reino: un 10% del PIB.

Por último, Marruecos vive una situación socioeconómica interna muy aguda, por las consecuencias de la pandemia mundial del Coronavirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *