El presidente de la MLRS llama a los países donantes a responder el llamamiento lanzado por agencias internacionales para paliar los efectos de la pandemia sobre los refugiados saharauis

En su entrevista con El Portal Diplomático, el presidente de la Media Luna Roja Saharaui, Buhubeini Yahya, insta a los países donantes a acelerar su respuesta al llamamiento lanzado por agencias internacionales para paliar los efectos de la pandemia del Coronavirus sobre los refugiados saharauis; y elogia la histórica solidaridad de Argelia con el pueblo saharaui.

El Portal Diplomático: el mundo acaba de conmemorar el Día de los Refugiados, ¿qué características diferencian los refugiados saharauis y cuales son sus logros a lo largo de 45 años?

Buhubeini Yahya: los refugiado saharauis son considerados el segundo caso más antiguo en el mundo, llevan alrededor de 45 años. Es un tiempo muy largo, es un reflejo de que son refugiados de una causa política sagrada que consiste en la lucha por imponer la independencia nacional. Asimismo, es un indicio de su resistencia sin parangón pese de las dificultades y desafíos.

Los refugiados saharauis no abandonaron su patria por crisis naturales o pandemias destructoras. Se fueron por la represión de la invasión militar marroquí que quería aniquilarlos. Lo cual, hizo que el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, reconozca su estatus después de haber sido acogidos por Argelia sobre su territorio, tal y como indican los convenios de Ginebra.

Los saharauis consiguieron, merecidamente, el respeto y la admiración de las agencias de Naciones Unidas, las organizaciones humanitarias internacionales y los países donantes, por su impresionante organización, la solidaridad y el enfoque comunitario, así como por permitir a la mujer el desempeño de tareas de gestión institucional.

La experiencia de los refugiados saharaui, hoy en día, es un ejemplo en cuanto a la capacitación del ciudadano, salvaguardar su dignidad y cubrir sus necesidades básicas, particularmente, la educación, salud, asistencia social, agua y medioambiente, justicia, etc.

El Portal Diplomático: hace escasos días habéis transmitido un llamamiento de auxilio para los presos políticos saharauis en prisiones marroquíes, ¿en que consiste el mensaje y cuales son sus destinatarios?

Buhubeini Yahya: la situación de los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes constituye una prioridad nacional estratégica, y su defensa es un deber nacional sagrado. Viven en condiciones precarias y sufren violaciones y presiones para que dejen de resistir por la causa nacional.

Se ha aumentado nuestra preocupación después de haber recibido información fiable afirmando que el Coronavirus se expandió dentro de las prisiones marroquíes que, como se sabe, sufren hacinamiento, negligencia, falta de higiene y atención sanitaria. No obstante, lo que agrava la situación aun más, es el secretismo que caracteriza al régimen marroquí sobre este asunto.

Por lo cual, hemos contactado a varias organizaciones de media luna roja y la cruz roja, para que intervengan conforme al contenido de los acuerdos de Ginebra y en coordinación con el Comité Nacional Saharaui de Derechos Humanos.

La Media Luna Roja Argelina respondió a nuestro llamamiento y facilitó a más de 4000 mascarillas destinadas a los presos políticos saharauis para protegerles del virus. El material ha sido entregado al Comité Internacional de la Cruz Roja, que ha sido invitada a visitar a los presos políticos saharauis e informarnos por su verdadera situación. Continuamos el seguimiento del asunto con perseverancia y responsabilidad.

El Portal Diplomático: ¿qué tipo de esfuerzos se llevan a cabo por parte de la Media Luna Roja Saharaui para combatir la pandemia?

Buhubeini Yahya: desde     que emergió la pandemia del Coronavirus, hemos contactado a un considerable número de agencias de Naciones Unidas, organizaciones humanitarias internacionales y el movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui para insistir en la importancia de coordinar los esfuerzos.

En primer lugar, suministrar el material básico para la prevención del virus, especialmente, en el ámbito sanitario, agua y seguridad alimentaria.

En segundo lugar, se adoptaron las medidas necesarias para el distanciamiento social, la paralización de la actividad económica que genera ingresos, lo que, sin dudas, aumenta la fragilidad ya existente entre los refugiados saharauis.

Los mencionados esfuerzos facilitaron la concreción de una serie de necesidades por parte de agencias internacionales y ONGs, estimada por alrededor de 15 millones de dólares, para adquirir material sanitario, agua y saneamiento, alimentación y enseñanza. Lo cual es un paso muy importante, ya que los socios empezaron a sensibilizar por la importancia de cubrir las aludidas necesidades.

Aprovecho esta oportunidad para reiterar el llamamiento lanzado por las agencias internacionales al respecto.

Asimismo, nos gustaría subrayar la solidaridad histórica de Argelia con el pueblo saharaui en esta situación difícil. Pese de su ocupación por sus propias necesidades internas y el apoyo a los países vecinos, Argelia volvió a ser la excepción: se montó un hospital de campaña en tiempo record, para los refugiados saharauis en el que están todas las especialidades y el material requerido; estableció un puente aéreo para transportar ayuda humanitaria. A eso se suma su envío a una delegación ministerial para transmitir un mensaje de solidaridad y apoyo.

Otro elemento que merece ser destacado es el hecho de encargarse de las necesidades de miles de estudiantes saharauis que han terminado sus clases en distintas provincias argelinas, y su transportación a los campamentos de refugiados sin que se contagien.

En resumen, elogiamos el apoyo incondicional de Argelia y, en el mismo tiempo, destacamos la rápida respuesta de las agencias de Naciones Unidas, ONGs y el movimiento solidario. A pesar de que es precipitado el hecho de hacer una evaluación del volumen de respuesta de nuestro llamamiento, en general, nos tranquiliza el nivel de implicación. Se recaudó el 15% de la cantidad requerida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *