El Gobierno saharaui exige el cierre inmediato del corredor ilegal de Guergarat

En un comunicado emitido por el Ministerio de Información, el Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), expresó su rechazo de la existencia del corredor de Guergarat, abierto ilegalmente por Marruecos en una clara violación del acuerdo del cese del fuego y el contenido del acuerdo militar número 1, así como el espíritu del plan de paz.

En este sentido, el Gobierno de la RASD, instó al Consejo de Seguridad a “obligar al ocupante marroquí a cerrar inmediatamente la brecha ilegal (Guergarat), que supone una fuente de inestabilidad permanente”.

Asimismo, el Gobierno saharaui, expresó su “absoluta solidaridad con los ciudadanos saharauis que protagonizan una protesta pacífica, popular y espontanea, frente al corredor de Guergarat, abierto ilegalmente por el ocupante marroquí en el muro de separación”.

Por ello, las autoridades saharauis consideran que “la protesta constituye otro reflejo de la resistencia pacífica que libra el pueblo saharaui contra la ocupación marroquí ilegal de partes del territorio de la República Saharaui”.

“El Gobierno saharaui responsabiliza a la MINURSO y Naciones Unidas por la seguridad de los ciudadanos saharaui en la zona de Guergarat, que tienen todo el derecho de protestar pacíficamente para defender los derechos inalienables de su pueblo a la autodeterminación, la independencia y la soberanía sobre sus recursos naturales”, reza el comunicado.

En este marco, el comunicado del Ministerio de Información, sostiene que “los lemas que expresan la repulsa de la continuación de la ocupación marroquí de partes del territorio, la violación de los derechos humanos y el expolio de los recursos naturales, a la vista de Naciones Unidas, constituye una expresión del rechazo del pueblo saharaui de las políticas de doble rasero que tiene NNUU con el ocupante marroquí”.

Por último, el Gobierno saharaui, manifestó su rechazo de la dejadez de la MINURSO respecto al paso de mercancías y drogas por el Guergarat, y su incapacidad de llevar a cabo su misión principal, la organización de un referéndum de autodeterminación, para culminar la descolonización del Sahara Occidental.