Análisis

El experto Isaías Barreñada: Marruecos acabó con el cese del fuego para hacerse con la zona de Gargarat y la península del Cabo de Blanco (Legüera)

El catedrático de relaciones internacionales y analista del Instituto Complutense de Estudios internacionales, Isaías Barreñada, en su entrevista con la Televisión Pública Española, reveló que Marruecos acabó con el cese del fuego para adueñarse de la zona de Gargarat y la península del Cabo Blanco que incluye la ciudad saharaui de Legüera.

“Marruecos, que últimamente tiene una política de proyección africana, obviamente que quiere controlar esta franja fronteriza entre el muro (de la vergüenza) y la frontera con Mauritania pero también la península del cabo blanco donde esta la ciuda de Leguira, como forma de afirmación de su control efectivo del territorio”, dijo el experto internacional.

De esta forma, el analista del Instituto Complutense de Estudios Internacionales zanja que “lo que ha hecho Marruecos es romper el acuerdo de cese del fuego para recuperar o hacerse con el control de una franja estratégica, la única vía de comunicación terrestre entre las zonas ocupadas y Mauritania.

El plan de arreglo no se limita al cese del fuego, es también la celebración de un referéndum 

Al ser preguntado sobre la activación del conflicto después de 29 años, el catedrático español aclara que “el conflicto siempre ha estado allí, lo que estaba aplicando es uno de los componentes del plan de arreglo, es el componente militar que auspicia el cese del fuego y delimitaba las zonas controladas por las partes del conflicto”. 

“Lo que se vive ahora es el colofón de una espiral de tensión que ha tenido lugar en los últimos años”, determina Isaías Barreñada .

además, prosigue el catedrático español, “Marruecos se ha negado a implementar la parte política del plan de arreglo de 1991 que era una consulta a la población, porque tenia todos los indicios de que perdería la consulta. Lo que quiere hacer es afirmar la anexión y la absorción del territorio del Sahara Occidental  en su territorio”.

“Tenemos que pensar que el conflicto no es solamente su dimensión armada. El conflicto se vive todos los días como una situación anómala desde el punto de vista del derecho internacional que es la ocupación”, apostilla el especialista internacional.

En cuanto al ofrecimiento del rey de Marruecos al secretario general de Naciones Unidas de preservar el cese del fuego, el catedrático razona que “es irónico que la fuerza ocupante se comprometa precisamente con el cese del fuego cuando es realmente la fuera que bloquea el avance del plan de arreglo”. 

Papel de la comunidad internacional: España, los actores involucrados y la MINURSO

Isaías Barreñada opina que “los estados, especialmente los mas implicados, siempre han puesto sus intereses por delante de los intereses de los derechos de los saharauis y sobre todo el derecho internacional.

 Anteponer los intereses, explica el catedrático, “lo vemos en el caso de Francia y en el caso de España donde priman las relaciones económica, la cooperación en materia de seguridad y el control migratorio con Marruecos”. 

Por otra parte, “Naciones Unidas tiene una responsabilidad como dice la Carta uno de sus cometidos es acabar con la colonización, con las situaciones coloniales y de ocupación”

Por ello, para el experto del Instituto Complutense, “lo que tiene que hacer (Naciones Unidas) es empujar los mecanismos que existen para que se ejecute el plan de arreglo que se ha acordado en 1991”. 

“Desafortunadamente, las declaraciones, tanto de los estados como de las Naciones Unidas se limitan a pedir el alto el fuego, mientras lo que se necesitaría es algún empuje político fuerte para llevar a cabo el referéndum”, esboza el analista. 

Por último, el catedrático de relaciones internacionales, concluye que “la paz no es solamente el cese de la guerra, es garantizar los derechos de la población y acabar con la ocupación”. 

Spread the love

Dejar comentario