Análisis

Seguridad regional: Argelia mejora sus capacidades defensivas

Eljazair 54, doron de fabricación argelina.

La situación de inestabilidad que impera en gran parte de los países limítrofes con Argelia, (Malí, Níger y Libia), hicieron que su ejército tenga como objetivo primordial la modernización y la mejor de sus capacidades operacionales, para garantizar la seguridad nacional, así como regional, seriamente azotada por las amenazas transfronterizas como el crimen organizado, el terrorismo y el vacío de poder que dejan los Estados fallidos.

De esta forma, la jefatura del Estado Mayor, se embarcó en una serie de iniciativas orientadas, especialmente, a la incorporación de las nuevas tecnologías y la promoción de una industria militar capaz de garantizar el suministro de material a sus tropas. 

En este sentido, lo que se pretende, en este artículo, no es una descripción exhaustiva de las mejoras introducidas recientemente, sino resaltar aquellas capacidades de alto valor tecnológico y gran capacidad disuasoria. También, se destaca su importancia en cuanto a abastecer ejércitos de la región para mejorar sus capacidades frente a las nuevas amenazas. 

Dado al considerable avance de Argelia en el terreno militar, los sucesivos informes de think tanks especializados en la materia, como es el caso del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI, por sus siglas en inglés), colocan al Ejército Popular Nacional Argelino en la cima del continente africano y el mundo árabe en lo que respecta a la mejoría de sus capacidades defensivas. Lo cual se consiguió, principalmente, gracias a un nuevo paradigma basado en la combinación de las potencialidades de la industria militar nacional con las posibilidades que brindan los socios externos, principalmente Alemania, Rusia, Emiratos Árabes, etcétera.

Fabricación de drones 

La industria de vehículos no tripulados de combate aéreo, conocidos popularmente como dron, ha experimentado un auge considerable, por su velocidad, eficacia y el reducido riesgo que supone para el capital humano de los ejércitos. De esta manera, la industria militar argelina, desarrolló sus propias naves no tripuladas: Eljazair 54 y Eljazair 55, cuya denominación está inspirada en la fecha de dos importantes sucesos de la Revolución Argelina.  

El ex Jefe de Estado Mayor del Ejército Argelino, Ahmad Gaid Saleh, durante su presencia a ejercicios tácticos efectuados por Eljazair 54/55.

Eljazair 54 y Eljazair 55, desarrollados, exclusivamente, por ingenieros y técnicos argelinos, hacen que Argelia sea el primer país africano que logra contar con esta capacidad aérea gracias a sus recursos locales.

La participación de los mencionados aparatos en el funcionamiento de las tropas, aumentó la capacidad de control y monitoreo sobre del enorme territorio argelino; y posibilitó la transmisión de la realidad sobre el terreno en tiempo real, lo que supuso el incremento de la efectividad, la agilización del proceso de toma de decisiones por parte de las comandancias operacionales frente a los desafíos. 

Eljazair 54 y Eljazair 55, equipados con alta tecnología y con la capacidad de volar de forma continuada durante más de 100 horas, tienen la posibilidad de lanzar ataques y llevar 20 misiles de un alcance que supera los 60 kilómetros.  Dichas características, hacen que sean capaces de participar en tareas de mapeo aéreo, vigilancia y ataques contra objetivos aéreos y terrestre. La novedad, en este marco, se refleja en el control de las fronteras sur de Argelia, colindante con el Sahel, una zona que se ha convertido en un foco de nuevas amenazas como los grupos terroristas y narcotraficantes, alimentados por la existencia de Estados fallidos, así como la presencia de tropas francesas en la región. 

Misiles de largo alcance 

En el marco de la elevación del rendimiento de las fuerzas armadas argelinas, para garantizar su superioridad frente a las nuevas amenazas, se desarrolla la industria de misiles de mayores alcances y precisión. Se cita, en este respecto, la creación de la Institución de Promoción de Sistemas Técnicos, en la Wilaya de Msila (centro de Argelia), encomendada de diseñar y fabricar múltiples tipos de misiles sofisticados.

Maniobras El-Nadjem Al-Saté 2019.

El proyecto es el fruto de varios acuerdos de asociación que aglutinan a empresas argelinas con sus homólogas chinas, alemanas y serbias. 

Submarinos argelinos 

La capacidad de las fuerzas marítimas argelinas experimentó un salto cualitativo muy importante. Se subraya con especial atención el asunto de los submarinos, de fabricación rusa. En la actualidad, Argelia cuenta con 6 submarinos con aptitud de lanzar misiles de ataque a tierra desde submarinos. Una característica que convierte Argelia en el segundo país mediterráneo con esta capacidad, que carecen ejércitos importantes del Mediterráneo Occidental como Francia, España y Portugal.

La efectividad de los submarinos argelinos está demostrada en los ejercicios tácticos que suele efectuar. El más destacado, en este sentido, son las maniobras del 29 de septiembre de 2019, en la fachada marítima de Orán, Segunda Región Militar. 

Los submarinos Hoggar y Ouarsenise en el la Base Naval de Orán.

Por su efectividad y peso estratégico, los submarinos se convierten en un medio de disuasión muy avanzado, ya que puede lanzar torpedos, misiles y minas, a objetivos en tierra, mar y aire. 

De esta forma, respecto a las capacidades de las fuerzas navales, Argelia ocupa el primer puesto entre los países árabes y africanos, y el 15 puesto a nivel mundial.

Fabricación de blindados y vehículos pesados 

Otro de los objetivos estratégicos de la industria militar es incrementar la capacidad de abastecer las necesidades del ejército de blindados, carros de combate y vehículos de transporte de tropas, de labores de logística y adecuados para hacer tareas propias de salud militar.

Así, la Empresa de Promoción de Industria de Vehículos, perteneciente al Ministerio de Defensa, en colaboración con la empresa alemana Daimler Mercedes Benz, consiguió satisfacer las necesidades del ejército y el resto de fuerzas y aparatos de seguridad nacionales. Además, por el volumen de producción, se logró destinar una parte a reforzar las capacidades de parte de los ejércitos vecinos.

Fábrica de vehículos militares de Tiaret 2019.

El mencionado acuerdo en el que, aparte de Argelia y Alemania, participa Emiratos Árabes Unidos, se convirtió en una fábrica puntera en África, con la capacidad de producir más de 8000 blindados, carros de combate, transporte de tropas y ambulancias.

Otro proyecto no menos importante, que pretende mejorar las capacidades disuasorias, es aquel que nace de la cooperación entre la Sociedad de promoción de Industria Mecánica, perteneciente al Ministerio de Defensa y la empresa emiratí para la industria de defensa (Tawazoun).

Su producto estrella son los blindados Nimr, diseñados para operar en terrenos adversos desde el punto de vista geográfico y climatológico, para hacer tareas de ataque, rescate, logística y demás. Su tripulación está equipada con avanzados sistemas de comunicación, de visión nocturna y de navegación terrestre.

El Jefe del Estado Mayor del Ejército Argelino en una exposición de armamento avanzado en Emiratos Árabes, febrero 2020.

El proyecto industrial, Nimr, ubicado en la ciudad de Janshla, Este de Argelia, cuenta con una capacidad inicial de producir más de 300 blindados por año.

A lo dicho previamente, habrá que añadir el Proyecto Industrial de Rouiba, especializado en la fabricación de automoción pesada, dedicada al transporte de tropas, cuya marca de comercial es Zetros Algeria Mercedes Benz. Su capacidad es de as de 3000 vehículos pesados por año. Es también una obra conjunta de empresas de industria militar argelinas, el socio alemán Daimler y el fondo de inversiones emiratí, Abar.

Conclusión 

El salto cuantitativo y cualitativo del armamento del ejército argelino es el resultado de la apuesta por la industria militar nacional y la colaboración con los socios externos con más experiencia en el ámbito. Sus repercusiones sobre el terreno son innegables: se reflejan en la capacidad de Argelia de minimizar al máximo las actividades de las organizaciones criminales en la parte sur de sus fronteras.

De esta forma, se logró reducir el margen de maniobra del terrorismo y el crimen organizado. Lo cual repercutirá, sin lugar a dudas, sobre la seguridad de los países limítrofes. Además, la mejoría de la capacidad de la industria militar argelina, puede constituir una alternativa al armamento procedente de fuera de la región, cuyo costo suele ser concesiones políticas y control sobre recursos naturales.

Spread the love