Razones detrás del continuo cierre de Marruecos con España

Desde el 13 de marzo, el Gobierno de Marruecos empezó a tomar medidas drásticas, para impedir la expansión de la pandemia por su territorio, entre las que se destaca el cierre de sus fronteras y el confinamiento de su población.

Las extremas decisiones tuvieron una serie de repercusiones sobre los marroquíes: básicamente, una aguda crisis socioeconómica interna y el olvido de más de 30 mil marroquíes en el extranjero, cuyo gobierno les impidió el retorno a tu país.

Lo más llamativo, en este sentido, es el prolongado cierre de fronteras con países importantes para Marruecos como es España, y la apertura con Italia y Francia.

Los especialistas apuntan varias explicaciones. No obstante, lo más importante, en este marco, es la información facilitada por el diario cercano a El Majzen, Le360, por la que  publicó un análisis acusando a España de querer aprovechar la situación del Covid-19 para devolver a los inmigrantes ilegales a Marruecos.

Marruecos, a pesar de la ingente cantidad de fondos que recibe de la UE para aportar al control de la inmigración ilegal, sus decisiones sobre el terreno fomentan los flujos irregulares de personas. No admitir que sus propios ciudadanos indocumentados en Europa retornen, es un ejemplo de dichas prácticas.

Por su parte, el gran conocedor de Marruecos, Ignacio Cembrero, al intentar esbozar las razones subyacentes detrás de la excepción de España de la apertura de sus fronteras del país magrebí, afirmó que el motivo es “para abortar el veraneo en Marruecos de millones de inmigrantes marroquíes que cruzaban España camino de su país».

Es decir, no permitir que la diáspora marroquí pueda retornar a su país de origen, pese del enorme valor económico que suele aportar el movimiento de  más de 3 millones de personas a bordo de 800 mil vehículos, así como las propias remesas.

Otras voces consultadas por El Portal Diplomático, sostienen que es una reacción de Marruecos para chantajear aún más al gobierno socialista, especialmente, cuando se constató que el nuevo ejecutivo español había respondido a todas las peticiones de Marruecos: la cancelación de la visita de los reyes de España a Ceuta y Melilla, entre otros gestos.

Cabe recordar que Marruecos abre sus fronteras con Italia y Francia, mientras mantiene cerrado el tránsito de pasajeros con España.