MHAMAD JADAD Y EL ENCUENTRO DE BARCELONA

El Frente Polisario y el Reino de Marruecos mantuvieron varias rondas de negociaciones formales y en muchas otras ocasiones de forma discreta, para llegar a un acuerdo de solución pacífica del conflicto del Sahara Occidental que garantice la autodeterminación del pueblo saharaui en la estabilidad en el Magreb en general.

Uno de los encuentros discretos más destacados fue el 2001 en Barcelona, en un modesto hotel en las afueras de la ciudad mediterránea, alejado de las cámaras, cuyos focos en aquel año estaban puestos sobre los sucesos de los atentados terroristas del 11 de septiembre. La delegación del Polisario estaba compuesta por Mhamad Jadad y el diplomático y escritor Mohamed Fadel Ismael, fallecido posteriormente.

El encuentro se mantuvo en el marco de debates iniciados para abordar el futuro del Sahara Occidental y el desarrollo en Magreb.

En su intervención, después de poner los distintos aspectos de la lucha del pueblo saharaui, Mhamad Jadad, puso énfasis en la solución democrática de la causa saharaui,

mediante un referéndum en el que todas las opciones estén en la mesa y el pueblo saharaui escoja su futuro, lo cual, según el, tendría consecuencias enormemente positivos en los asuntos internos de marruecos y por consiguiente en el Norte de África. En el mismo sentido, Jadad subrayó los efectos negativos de la clase política marroquí que apoya el proyecto expansionista de su país sin  medir las repercusiones sobre la zona y el propio país que gobiernan.

Es de destacar que el difunto diplomático saharaui tomó parte de las múltiples rondas de negociaciones que se mantuvieron bajo los auspicios de los enviados especiales de Naciones Unidas para el Sahara Occidental, el diplomático estadounidense Cristopher Ross y el ex presidente alemán Horst Kohler.