Marruecos usa el fosfato saharaui para acceder a ciertos países africanos

El presidente rwandés Paul Kagame (derecha) con el Jefe del Estado Mayor, Patrick Nyamvumba.

Desde su acceso a la Unión Africana en 2017, Marruecos no escatima esfuerzos para acceder a más países africanos, con el propósito de conseguir imponer su tesis sobre el conflicto del Sahara Occidental.

Después de la negativa de la gran mayoría de los países africanos en cuanto a su postura respecto al conflicto, Marruecos recurre a los recursos naturales del territorio saharaui, como el fosfato, para penetrarse en los círculos económicos y políticos de países como Ruanda.

De esta forma, la empresa marroquí encargada de expoliar el fosfato saharaui, OCP, abrió una sucursal en Ruanda para facilitar las exportaciones ilegales del fosfato saharaui al país africano.

Para ser admitidos en Ruanda, los marroquíes prometieron al Ministerio de Agricultura ruandés, la creación de puestos de trabajo y el aumento de terreno fértil, con el fin de incrementar la producción agrícola.

A pesar del entusiasmo marroquí, parte de los socios africanos están reticentes respecto a la implicación en el robo de los recursos del territorio del Sahara Occidental, un país miembro de la Unión Africana, y con posibilidad de activar los mecanismos legales africanos, lo que disminuye el grado de la seguridad jurídica requerida.

En este sentido, la Unión Africana, y los Estados en particular, deben respetar la legalidad internacional vigente en el Sahara Occidental y no fomentar el pillaje de los recursos de un territorio pendiente de descolonización.

Un comentario en «Marruecos usa el fosfato saharaui para acceder a ciertos países africanos»

Los comentarios están cerrados.