Noticias

M. Limam Mohamed Ali: denuncia “la complicidad del gobierno español, responsable directo de la población saharaui, en su calidad de única potencia administrativa del Sáhara Occidental”


En su discurso en la concentración solidaria con la causa saharaui ante el Consulado General de Marruecos en Bilbao, el delegado del Polisario en la Comunidad Autónoma del País Vasco, Mohamed Limam Mohamed Ali, denunció “la complicidad del gobierno español, responsable directo de la población saharaui, en su calidad de única potencia administrativa del Sahara Occidental reconocida por la ONU, y de la Unión Europea, aliada política y económica del régimen marroquí ”.


De esta forma, el diplomático saharaui instó a “las fuerzas políticas y a las organizaciones sociales en general, para que exijan de todas las instancias citadas, ONU, UE y Gobierno Español, una intervención urgente que ponga fin a la actual escalada de represión y para que aceleren los mecanismos que pongan fin a la ocupación ilegal del territorio y permitan al pueblo saharaui ejercer libremente su derecho a la autodeterminación y a la independencia”.


En este sentido, Mohamed Limam, aclaró que “las fuerzas de ocupación vienen desarrollando una campaña de acoso, asedio, control de movimientos, detenciones arbitrarias, bloqueos domiciliarios y otras formas de presión, incluyendo amenazas de muerte y palizas callejeras de forma generalizada contra la población saharaui y especialmente contra las personas más destacadas en distintos ámbitos de la resistencia saharaui”.


Para el diplomático saharaui la intransigencia marroquí ha sido posibilitada por “la complicidad de la Comunidad Internacional con el régimen dictatorial de Mohamed VI y a la pasividad de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) cuyos miembros contemplan impasibles estas violaciones de los derechos humanos desde los vehículos con matrícula marroquí o acodados en la barra del bar del Parador, vigilado por fuerzas marroquíes”.


Cabe destacar que una concentración similar se produjo el pasado finde semana frente a la Sede del Ministerio de Asuntos Exteriores francés en París, para denunciar el estancamiento del proceso de paz y exigir la celebración de un referéndum de autodeterminación.

Spread the love