Las relaciones mauritano-saharauis: un avance considerable

 

La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y la República Islámica de Mauritania están unidas por relaciones diplomáticas, cuyo marco general es el acuerdo de paz firmado por ambas partes en 1979 después de años de guerra. Sin embargo, en ciertos momentos la relación fue afectada por los intentos de la diplomacia marroquí de apoyarse en ciertas elites políticas para alejar Mauritania de la RASD.

Recientemente, después de los años de Mohamed Abdelaziz y su sucesor, Ould Elgazuani, Mauritania inició un nuevo capítulo en las relaciones con su vecino del norte, el Sahara Occidental, en las que la cercanía cultural, social y geográfica aportó considerablemente. 

Varios especialistas y conocedores de la zona consideran que Mauritania inició una ruptura con las políticas de su primer presidente, Ould Dadah, cercano a las tesis expansionistas del régimen marroquí.

La coordinación en los ámbitos de seguridad y la lucha contra el crimen organizado entre las autoridades de la RASD y sus homólogos mauritanos constituyen una clara señal del buen estado de las relaciones entre los dos países.