La estrategia judicial del Polisario acorrala a los intereses franco-marroquíes

El economista Xavier Dupret.

El reconocimiento de la efectividad de la guerra judicial por el cese del pillaje de los recursos naturales por parte de Marruecos sigue teniendo eco entre la comunidad de especialistas en la materia.

Xabier Dupret, experto en economía y activista sindical de la Fondation Jacquemotte, en un análisis sobre el expolio de los recursos naturales del Sahara Occidental, sostiene que “la estrategia judicial que sigue el Frente Polisario en los tribunales europeos e internacionales, acorrala al expansionismo y la dominación franco-marroquí en la zona”.

“En África aún hay una zona por culminar su proceso de descolonización, es el Sahara Occidental, última colonia en África”, dice el experto europeo, mientras razona que “los recursos naturales del Sahara Occidental atraen a la codicia de ciertos Estados europeos, no obstante, la estrategia judicial del Polisario, está replegando progresivamente el unilateralismo franco-marroquí en la zona”.

En el mismo sentido, Xabier Dupret, afirma que la naturaleza colonialista de la dominación del Sahara Occidental no goza de la pertinencia mediática que se requiere.

“Hay pruebas que vinculan la cuestión saharaui al colonialismo, mientras se cree que el colonialismo ha sido enterrado en África desde la segunda mitad del sigo XX”, explica el experto belga. 

Xabier Dupret sostiene que el colonialismo es una experiencia histórica que transciende lo político y diplomático para tocar el expolio económica que, al fin y al cabo, es la cuestión principal.

“Lo cual se aplica al caso francés. La mentalidad colonialista francesa aún goza de apoyos en los círculos oficiales, intelectuales e industriales en Francia. La añoranza a los tiempos del imperio”, concluye el académico y sindicalista belga.

Por último, desde las sentencias del Tribunal Europeo de Justicia de 2016 y 2018, las voces contrarias al robo ilegal de los recursos saharauis, por parte de Marruecos, están teniendo más peso en ciertos países europeos, como Alemania, cuyo gobierno manifestó su intención de respetar la justicia europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *