Noticias

EXCLUSIVA: el lobby marroquí en NNUU y el equipo de Comunicación de Guterres vetan a periodistas especializados en la cuestión saharaui

Según la información obtenida por El Portal Diplomático, el lobby marroquí en el edificio de Naciones Unidas (NNUU) en Nueva York y parte del equipo de Comunicación del secretario general, Antonio Guterres, han impedido el acceso a las ruedas de prensa a periodistas especializados en la cuestión del Sahara Occidental

De esta forma, los corresponsales de la Agencia de Noticias de Marruecos (MAP, por sus iniciales en francés), Enhari Naoufal, y elementos pertenecientes a la nueva responsable del equipo de Comunicación del secretario general, Melissa Fleming, impidieron la entrada del periodista Mathew Lee, especializado en conflictos armados y con una más de 10 años de trabajo periodístico en la Organización.

Así, se censuran medios como Inner City Press, que pregunta frecuentemente sobre la cuestión saharaui, especialmente sobre las violaciones cometidas por el ocupante marroquí en las Zonas Ocupadas.

El pasado día 26 de diciembre, en la rueda de prensa ofrecida por Melissa Fleming, Inner City Press preguntó sobre la creciente represión marroquí contra los activistas saharauis en las Zonas Ocupadas del Sahara Occidental y no consiguió respuestas de la nueva responsable de Comunicación de Antonio Guterres.

En este sentido, se recuerda que Inner Ciy Press destapó un supuesto escandalo de abuso sexual protagonizado por el actual jefe de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO), Colin Stewart, cuando trabajaba como representante permanente de NNUU en Etiopía.

La misma fuente confirmó a El Portal Diplomático que “Guterres ha impedido que Inner City Press tenga acceso al edificio de NNUU, en el tiempo que ha permitido la entrada de múltiples medios marroquíes que, incluso, cuentan con despachos en la sede central”.

Al respecto se destaca la corresponsal de la agencia gubernamental marroquí, MAP, Enhari Naoufal, que no solo cuenta con credencial para asistir y preguntar en las ruedas de prensa, sino que cuenta con un despacho en el edificio de NNUU en Nueva York (UN Secretariat Building Room S-0419).

Conforme a lo que pudo saber El Portal Diplomático, el equipo de Guterres facilitó a Marruecos colocar a la ciudadana marroquí, Benyoussef Bouchra, en el funcionariado de NNUU con el propósito de facilitar el trabajo del lobby mediático del régimen marroquí, así como obstaculizar el trabajo de aquellos periodistas especializados en la cuestión saharaui.

En este marco, las fuentes de El Portal Diplomático en los círculos de prensa que cubren NNUU confirman que el periodista palestino Abdelhamid Sayiam, se ha convertido en objetivo prioritario del lobby marroquí, por sus constantes preguntas sobre el Sahara Occidental.

Sayiam, quien cuenta con las acreditaciones pertinentes para cubrir los eventos organizados en la sede central, está siendo perseguido y acosado por el equipo de Benyoussef Bouchra, funcionaria de NNUU, particularmente después de sus análisis publicados en prensa internacional en las que critica la ocupación marroquí del Sahara Occidental.

En fin, es obvio que el objetivo de Marruecos es silenciar las voces que defienden la aplicación del derecho internacional en lo tocante al Sahara Occidental. Hacerlo desde la propia sede de NNUU es un precedente de extrema gravedad.

Tanto Antonio Guterres como su equipo de Comunicación deben dar explicaciones y brindar las mismas oportunidades a todos los periodistas. NNUU no puede ser el centro de operaciones del lobby marroquí en Nueva York.

Spread the love