El testimonio del SG de la Unión de Fuerzas Progresistas de Mauritania sobre los inicios de la cuestión saharaui y las relaciones entre el pueblo saharaui y mauritano

El ministro de Asuntos Exteriores saharaui en visita a Ould Badrdine.

En primer lugar, se subraya que la entrevista con Mustafá Ould Badrdine estaba programada para ser publicada en el marco de la conmemoración del Día Nacional del Mártir, que coincide con el 9 de junio, y que ha sido aplazada por la situación sanitaria del invitado, cuyas condiciones, al final, no impidieron que nos transmite su valioso testimonio histórico.

La elección de Mustafá Ould Badrdine, el secretario general de la Unión de Fuerzas Progresistas de Mauritania, para abordar este asunto, responde a su condición de haber sido el único extranjero que participó en el Segundo Congreso del Frente Polisario, 1974, convirtiéndose en un puente de aproximación entre el pueblo saharaui y el mauritano, así como por su conocimiento directo de El Uali Mustafá y el resto de dirigencia saharaui. Todo ello hizo que sea la persona idónea para arrojar luz sobre la vertiente histórica de la lucha saharaui, así como la actualidad, particularmente, lo referente a las relaciones políticas mauritano-saharauis.

Mustafá Ould Badrdine, aparte de ser el secretario general de la Unión de Fuerzas Progresistas de Mauritania, es ex miembro de la Asamblea Nacional (Parlamento de Mauritania) y una de las figuras políticas más relevantes en la historia contemporánea de su país. Es uno de los fundadores del Sindicato de Profesores Árabes en 1960; líder político del progresismo mauritano; jefe de redacción del primer rotativo opositor mauritano, Al-Waqí (La Realidad). En suma, es un político que vivió todos los momentos históricos en Mauritania desde su independencia. Ha sido uno de los primeros políticos mauritanos que anuncian su solidaridad con la causa del pueblo saharaui.

De esta forma, en su entrevista con El Portal Diplomático, Mustafá Ould Badrdine aborda los sucesos que rodearon el Segundo Congreso del Frente Polisario; las características políticas y éticas de El Uali, como líder; las relaciones de la RASD con Mauritania; y el peligro que supone el expansionismo marroquí para la zona.

El Portal Diplomático: si volvemos un poco a la historia, ¿qué elementos rescataría de su participación en el Segundo Congreso del Frente Polisario en 1974?

Mustafá Ould Badrdine: el Segundo Congreso que se hizo de forma secreta, ha sido la consolidación del Polisario como movimiento de liberación nacional. Después de recibir la invitación nos hemos ido a la ciudad de Zouirat, donde nos encontramos con una delegación del Polisario encabezada por Mohamed Lamin Ould Ahmed, quién posteriormente ocupó la jefatura del gobierno. Viajamos al lugar del Congreso a bordo de un Land Rover descapotable. Se respiraba cierta tensión en el ambiente a pesar de que la guerra no había empezado.

Al llegar al lugar del encuentro, vimos a los congresistas, quienes en su mayoría eran jóvenes, cuyas edades no superan los 30 años. El Congreso se caracterizó por la participación de varias mujeres jóvenes, lo cual, llamó mi atención, especialmente su entusiasmo. Al concluir la lectura del Informe Político por parte de El Uali Mustafá, quién abordó las distintas fases de la lucha saharaui, aclaró el horizonte, se dedujo que la opción del Polisario era la lucha armada hasta conseguir la victoria final.

Yo era el único extranjero en el acto. Representaba al Movimiento Nacional de Demócratas. Me recibieron con júbilo. Hice encuentros con los dirigentes como El Uali, Mohamed Abdelaziz y los demás jóvenes, quienes se caracterizaban por su cultura y entusiasmo.

Mi observación, es que al transcurrir un año, el Polisario ya era un gran movimiento de liberación nacional con gran eco, por optar por la lucha armada como método de lucha, así como por la visión de sus líderes, especialmente, El Uali.

El Portal Diplomático: aprovechando el Día Nacional del Mártir que conmemora la fecha del martirio de El Uali, ¿qué características observaste en él como líder?

Mustafá Ould Badrdine: me encontré con El Uali en Nouakchott junto con otros cuadros del Movimiento Nacional de Demócratas. Se observaba que tenía todas las características de un líder revolucionario: la abnegación, la apertura, la capacidad de comunicarse con las masas, las habilidades para convencer y la convicción por el principio en el que cree.

Se observaba que tenía todas las características de un líder revolucionario: la abnegación, la apertura, la capacidad de comunicarse con las masas, las habilidades para convencer y la convicción por el principio en el que cree.

Ould Badrdine.

Cuando vi su labor en el Congreso y su capacidad de organización, se reafirmó la impresión de que es un líder histórico. Su martirio emprendió la mecha latente que tenía el pueblo saharaui. Es la que hizo que la revolución se agrandara de una forma inesperada por nadie, y se continuara hasta que intervino Estados Unidos para imponer el cese del fuego, ya que Marruecos iba a perder.

Ould Badrdine con el presidente de la Unión de Fuerzas Progresistas de Mauritania, Ould Mauloud (segundo a la izquierda) y otros militantes de su partido.

Todo ello se debe, por supuesto, al pueblo saharaui, pero también a la dirección de El Uali Mustafá, que ha sido determinante en la culminación de las citadas victorias.

El Portal Diplomático: ¿qué rol juegan las élites mauritanas y saharauis en el fortalecimiento de las relaciones entre ambos países?

Mustafá Ould Badrdine: creo que la postura de las élites mauritanas y saharauis en cuanto al acercamiento de sus respectivos pueblos, ha pasado por varias etapas. Durante la guerra, los intelectuales mauritanos se incorporaron en la defensa de la política expansionista del régimen mauritano con el monarca marroquí, Hassan II. No obstante, se debe exceptuar una parte que ha estado al lado del pueblo saharaui, y que al final contribuyó al éxito del golpe de Estado del 10 de julio de 1978, ya que su objetivo era la paralización de la guerra y el establecimiento de las relaciones entre el pueblo mauritano y saharaui.

Desde entonces, las élites mauritanos entendieron que la causa saharaui es una parte intrínseca de la cuestión de descolonización en el mundo, y la soberanía e independencia de Mauritana, seriamente amenazadas por el expansionismo marroquí.

La buena sintonía se plasma en el incremento de las visitas de delegaciones del Polisario a Nouakchott, que suelen ser recibida por el Gobierno y los partidos políticos. Asimismo, por la participación de delegaciones mauritanas en los congresos y eventos del Polisario.

Se observa, además, en el hecho de que la propaganda marroquí en Mauritana sufre un retroceso palpable. Solo la lleva una minoría interesada en el dinero marroquí. Marruecos ya no tiene nada que dar.

Se observa, además, en el hecho de que la propaganda marroquí en Mauritana sufre un retroceso palpable. Solo la lleva una minoría interesada en el dinero marroquí. Marruecos ya no tiene nada que dar.

Ould Badrdine.

Por tanto, la relación se consolida paulatinamente. Sin embargo, hay que elevarla y apreciarla, tanto por la dirección del Polisario, como por los partidos, en específicos, aquellos conocidos por su apoyo a la lucha del pueblo saharaui. Creo que se vislumbra un horizonte prometedor, y que Marruecos será arrinconado en la zona, especialmente en Mauritania.

El Portal Diplomático: ¿qué evaluación hace a la excelente postura mauritana respecto a la causa saharaui?

Mustafá Ould Badrdine: no digo que la postura mauritana es excelente. Digo que es lo mínimo. Mauritana debe comprender que la lucha del pueblo saharaui contra el expansionismo marroquí, es también una lucha para defender a todos los pueblos de la zona de la agresividad de Marruecos.

Sino fuera por la lucha del pueblo saharaui, el escenario de batallas, en la actualidad, hubiera sido Nouakchott. Los dirigentes marroquíes siguen creyendo que Mauritania les pertenece.

Sino fuera por la lucha del pueblo saharaui, el escenario de batallas, en la actualidad, hubiera sido Nouakchott. Los dirigentes marroquíes siguen creyendo que Mauritania les pertenece.

Ould Badrdine.

La posición correcta, en este respecto, es la que adopta Argelia, quien apoya a la causa saharaui sin previas condiciones. Son conscientes de que es una cuestión de descolonización de un pueblo ocupado que, a día de hoy,  es el único que sufre la colonización junto con el palestino.

El pueblo saharaui lucha contra el expansionismo que amenaza a toda la zona. Como mínimo, Mauritania debe adoptar una posición similar a la de Argelia. Mientras tanto, se debe consolidar la orientación actual hasta que cambie la situación en Mauritania.

La posición correcta, en este respecto, es la que adopta Argelia, quien apoya a la causa saharaui sin previas condiciones.

Ould Badrdine.

Un comentario en «El testimonio del SG de la Unión de Fuerzas Progresistas de Mauritania sobre los inicios de la cuestión saharaui y las relaciones entre el pueblo saharaui y mauritano»

Los comentarios están cerrados.