El fracaso de NNUU en descolonizar el Sáhara Occidental pone la zona en situación candente

Al cumplir 29 años de la firma del acuerdo de cese del fuego entre las partes del conflicto, Frente Polisario y Marruecos, el 6 de septiembre 1991, y por la evidente dejadez de Naciones Unidas en lo referente a la descolonización del Sáhara Occidental, la zona se encuentra en situación alarmante, por la falta de solución justa del conflicto.

La falta de decisiones por parte de Naciones Unidas en cuanto a medidas concretas sobre el terreno, para aplicar la resolución 1514 que aboga por la independencia de los pueblos, hizo que los saharauis protestasen y proceden al cierre del corredor de Elgargarat, abierto ilegalmente por Marruecos.

Los saharauis en Elgargarat responsabilizaron a “Naciones Unidas y Marruecos por el drama que vive el pueblo saharaui y el continuo expolio de sus recursos naturales”.

En este sentido, medios de comunicación mauritanos indicaron que “los saharauis llamaron a Naciones Unidas a asumir su responsabilidad y mantener la naturaleza jurídica del Sáhara Occidental, territorio pendiente de descolonización”.

Por otra parte, fuentes consultadas por El Portal Diplomático, reiteran que el cierre de Elgargarat por parte de los saharauis, es una expresión del rechazo de la dejadez de Naciones Unidas, que no ha asignado un enviado personal desde la dimisión de Horst Kohler, así como que las declaraciones y resoluciones expedidas por la organización ya no son suficientes para culminar la descolonización de la última colonia en África.

La grave situación en la que se encuentra el vecindario, ha sido reiterada por el Gobierno saharaui, quien instó al secretario general de Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad a cerrar el corredor de Elgargarat, abierto ilegalmente por Marruecos, ya que viola el acuerdo militar número 1, firmado entre el Frente Polisario y Marruecos bajo el auspicio de Naciones Unidas.

De esta forma, en el marco de la celebración de la 75 Sesión Ordinaria de la Asamblea General de Naciones Unidas, el 60 Aniversario de la Descolonización de los Territorios No Autónomos, y el fin del Tercer Decenio Internacional para la Descolonización, Naciones Unidas debe tomar medidas concretas y disuasorias contra los países que violan las resoluciones internacionales, como el propio Marruecos, para que la organización no pierda su credibilidad y el derecho internacional sea acatado.