Bloomberg augura una crisis socioeconómica sin precedentes en Marruecos

En un artículo de análisis sobre la situación en Marruecos durante el Covid-19, la compañía estadounidense de asesoría financiera, Bloomberg, augura una crisis socioeconómica aguda en Marruecos y advierte sobre sus consecuencias inmediatas.

“La perspectiva de un creciente malestar se avecina a medida que la economía de Marruecos, que depende del turismo, las exportaciones a Europa y la agricultura, es devastada, tanto por el Covid-19 como por la peor sequía desde una generación”, estima el análisis de Bloomberg.

Por ello, y para no perder el férreo control impuesto sobre la población marroquí, El Majzen tomó las medidas necesarias para contrarrestar a las voces disidentes y estrechar el cerco, aún más, sobre las grandes urbes como Rabat, Casablanca, Tánger y Marrakech.

Las aludidas medidas “han sido objeto de críticas por parte de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Mientras tanto, el Parlamento queda al margen, sus funciones son cada vez más usurpadas por El Majzen”, razona Bloomberg.

La liquidación de «las instituciones fachada», como explica el miembro de International Crisis Group, Riccardo Fabiani, es síntoma de “la situación de deterioro” generalizado.

“Ahora existe la posibilidad de que aumenten los disturbios ya que la economía de Marruecos, que depende del turismo, las exportaciones a Europa y la agricultura, es devastada tanto por Covid-19, como por la peor sequía desde una generación”, pronostica Bloomberg.

Para el grupo financiero estadounidense, resume “el producto interior bruto podría contraerse un 5,2% este año, y el Centro Económico de Marruecos estima que se perderán 2 millones de empleos en un país ya afectado por el desempleo juvenil”.

La gravedad de la situación hace que Bloomberg zanja que la situación económica en Marruecos “será la primera recesión durante el reinado del rey Mohammed VI y una prueba de estrés sin precedentes de su reinado de 21 años”.

Las señales de la recesión que vive Marruecos se reflejan en el hecho de que el país magrebí empieza a recurrir al Fondo Monetario Internacional por primera vez desde el 2012. A ello se suma la duplicación del monto de su deuda externa.

En fin, los problemas derivados de las dificultades económicas en Marruecos, unido al carácter dictatorial de El Majzen, hacen que los especialistas y los principales Think Tanks del mundo auguran momentos de enorme crispación social y política en el país. Mohamed VI, uno de los monarcas más ricos del mundo, vive los momentos más complicados de su reinado.