Bahía Awah: Marruecos está llevando a cabo “un culturicidio en los territorios del Sahara Occidental”

Bahía Mohamed Awah

Bahía Mohamed Awah (Sahara Occidental, Tiris, 1960) es poeta, escritor y antropólogo saharaui, conferenciante en distintas universidades de diversas partes del mundo. Ha publicado artículos científicos y libros sobre la lengua, la identidad y la historia del Sahara Occidental y Mauritania. Entre sus obras más destacadas se encuentra Tiris: rutas literarias; La Entidad Política Precolonial Saharaui en el Ideario de la República Saharaui; y El porvenir del español en el Sahara Occidental, entre otros.

En una entrevista con El Portal Diplomático, Bahía, pone el acento sobre las múltiples manifestaciones de la guerra cultural que practica Marruecos en las Zonas Ocupadas del Sahara Occidental, con el propósito de aniquilar la identidad y la cultura saharaui, para allanar la conquista del territorio.

Métodos del culturicidio

En este sentido, al ser preguntado por los métodos comúnmente empleados por Marruecos en su “culturicidio”, Bahía Awah zanja que “la ocupación marroquí en los territorios del Sahara Occidental comienzan desde la etapa de escolarización de los niños saharauis en las guarderías adiestradas por maestros y personal marroquíes, que les prohíben a los niños hablar su lengua hasanía”, antes de aclarar queles obligan a aprender y cantar el himno marroquí”. Asimismo, continúa Bahía que Marruecos “impuso a los saharauis llevar un documento marroquí donde les obliga a usar un apellido artificial, llamado laghab, mote”. Lo cual, para el poeta y escritor, significa la destrucción de “la estructura del trinomio sobre el que se articulan los apellidos saharauis, ejemplo: Alati Uld Bushraya Uld Tolba o en el caso de la mujer Moilemnin Mint Hueida Uld Sharrad. En el caso del primer ejemplo en los documentos que aportan los saharauis en la parte ocupada hoy es Idris Alati y en el segundo ejemplo Zerguía Moilemnin”. “En la mayoría de los casos les imponen un laghabque deriva del nombre de la tribu o uno marroquí como el caso de Idris, un apellido, que no existe en la cultura saharaui”, por lo que se “eliminó los términos que unen entre el nombre y los apellidos saharauis UldMint,es decir hijo e hija”, prosigue Bahía. 

La Entidad Política Precolonial Saharaui en el ideario de la República Saharaui, un esayo escrito por Bahía Mohamed Awah.

Para el escritor del libro, Tiris: rutas literarias, el objetivo subyacente de la guerra de los apellidos es procurar que desaparezca “la relación entre el individuo con sus ancestros de abuelos y bisabuelos”, a diferencia de España durante el periodo colonial en el que se “respetó los nombres y apellidos de los saharauis, y figuraban como tal en sus documentos de identidad”.

En cuanto al énfasis que pone Marruecos en su guerra contra la lengua, la vestimenta y modo de vida saharaui, el antropólogo y poeta precisa que “para destruir una nación, la manera más efectiva es devastar su arraigo cultural”, mientras asevera que “Marruecos es un pueblo y cultura opuestos y diferentes a la cultura bidan, en el Sahara Occidental y en Mauritania”. En este sentido, Marruecos no hace nada nuevo ya que “las causas de  todas las guerras habidas en el mundo fueron las de imponer a la fuerza otra cultura e identidad. Diluir en el presente lo que había en el pasado. Borrar la historia y reconstruir otra falsa, tergiversada e impuesta, como este caso de Marruecos en el Sahara Occidental”. “Y es por ello este culturicidio que Marruecos está aplicando en los territorios del Sahara Occidental”, esboza Bahía Mohamed Awah.

“Marruecos es un pueblo y cultura opuestos y diferentes a la cultura bidan, en el Sahara Occidental y en Mauritania”

Bahía M Awah

Para desmembrar los distintos componentes de la cultura saharaui, Bahía explica que Marruecos procura la “destrucción de la lengua, su ataque contra la vestimenta darraay la melhafa y sus obligadas leyes contra las otras prácticas sociales, araafadaatde la cultura hasaní de la sociedad bidan. Prohíbe las fiestas de los bautizos de los niños y niñas, la fiesta del divorcio, las visitas a los mártires saharauis en los cementerios así como la instalación de la jaimatradicional saharaui en el campo, en la ciudad o en las playas”.

En definitiva, “Marruecos, con toda esta política culturicida quiere barrar los saharauis de su propios escenario social, cultural y político y es por ello esta práctica totalmente bien pensada y ejecutada desde que ocupó el Sahara Occidental”, determina Bahía en respuesta del porque la represión cultural que aplica el ocupante marroquí.

Marruecos, con toda esta política culturicida quiere barrar los saharauis de su propios escenario social, cultural y político.

Bahía M Awah

Esfuerzos de la República Árabe Saharaui para preservar la cultura saharaui

Frente a la estrategia marroquí de aniquilar la cultura saharaui, “la República Árabe Saharaui y el Frente Polisario desde sus inicios a principios de los años setenta, han ido desplegando una política educativa para conservar, desarrollar y consolidar la identidad cultural saharaui en todos los ámbitos”, aclara Bahía al ser preguntado por los esfuerzos del Estado saharaui en este sentido. Para él, gran parte de la batalla se combate desde la educación, por lo que “la lengua hasanía y su literatura desde la narrativa, proverbios, adagios y poesía son aprendidas en los colegios desde las guarderías y en los otros ciclos de la educación obligatoria nacional”. 

En cuanto a promover la cultura saharaui a nivel nacional e internacional, el poeta y escritor explica que “La República Saharaui promociona anualmente los foros culturales donde se manifiesta la identidad cultural saharaui, desde el Festival de Cultura y Artes Populares  al Festival de Cine del Sahara. Dos eventos en los que las distintas administraciones saharauis compiten para exponer y visibilizar cuanto saben del mosaico cultural africano saharaui y las formas de  transmitirlo a las nuevas generaciones”. 

Por otra parte, y razonando sobre las pretensiones de Marruecos de borrar el legado español en el Sahara Occidental, Bahía asevera que “los saharauis han heredado  el español tras un siglo de coexistencia cultural y lingüística y lo declararon como su segunda lengua y un factor cultural más que les diferencia de Marruecos”. Bahía subraya con especial atención el elemento del castellano ya que “Para los saharauis la lengua española es un patrimonio lingüístico que les ha llevado a formar parte de la gran familia hispana. Y es por ello que son bienvenidos en los países latinoamericanos y su causa es abrazada por este continente, independientemente de la dejación de la metrópoli española”.

De esta forma, a modo de conclusión, el escritor y poeta saharaui Bahía Awah, esboza que “Marruecos desde los inicios de su ocupación al territorio erradicó  todas las instituciones de enseñanza del español que existían, incluso destruyó iglesias y edificios coloniales que ya eran patrimonio histórico de los propios saharauis. Todo ello encaminado a diluir la realidad de la historia del Sahara Occidental y su identidad cultural”, concluye el escritor del ensayo titulado el Porvenir del español en el Sahara Occidental. 

En suma, uno de los frentes de guerra más importantes, es el relativo al ámbito de la cultura. Marruecos, consciente de ello, emprendió una guerra sistemática de represión contra la cultura y la identidad saharaui. Por ello, el Estado saharaui está llamado a seguir elaborando y mejorando los elementos que permiten una exitosa resistencia cultural.

Bahía M Awah
Bahía M Awah

Escritor, poeta y antropólogo saharaui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *