¿Aprovechará el Polisario la sentencia que impide la importación y comercialización de productos procedentes de territorios bajo ocupación?

Manifestación de la diáspora saharaui en Plaza de la República, París.

Desde varios años, el Frente Polisario libra una bata jurídica y legal contra el expolio de los recursos naturales saharauis por parte del ocupante marroquí.

El enfoque seguido por el Polisario y su equipo jurídico consiguió impresionantes hazañas legales, que en la actualidad componen una serie de normas jurídicas que avalan las demandas del pueblo saharaui en cuanto a la ilegalidad de la comercialización de sus recursos por Marruecos.

Las victorias más importantes son las sentencias del Tribunal Europeo de Justicia, quién dictó en dos sentencias, 2016 y 2018, que Marruecos no tiene soberanía sobre el Sahara Occidental, por lo que se impide su inclusión en los acuerdos que firma el Reino de Marruecos con terceros actores.

No obstante, recientemente emergieron nuevos elementos en la esfera legal europea, que pueden acelerar la consecución de los objetivos del Frente Polisario en esta dirección.

El primero de ellos es la sentencia del Tribunal Europeo en la que se avalan las campañas pro boicot de productos procedentes de zonas bajo ocupación, después de basarse en la argumentación que consiste en la resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas de septiembre de 2019, por la que se afirma que “el boicot, desde el punto de vista del derecho internacional, es una forma de expresión política, y que las manifestaciones pacíficas que lo apoyan forman parte de la libertad de expresión, que se debe proteger”.

El segundo elemento es la decisión del Senado irlandés, quién aprobó una ley que penaliza la importación y comercialización de productos cuyo origen es un territorio ocupado. Así, el legislador irlandés, castiga con duras penas las personas naturales y jurídicas que se implican en dicha actividad ilegal.

De esta manera, el acerbo legal compuesto por las decisiones esbozadas previamente, constituye un posibilidad que debe ser aprovechada por la estrategia de acción del Polisario, especialmente, en lo referente a las campañas de boicot que pueden llevar a cabo, tanto la diáspora saharaui en Europa, como el movimiento solidario con la causa saharaui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *