Opinion

Afaf Bernani: Marruecos aprovecha la acusación de violación sexual para silenciar a los periodistas independientes


En un artículo de opinión publicado en el prestigioso diario estadounidense, The Washington Post, la periodista marroquí afincada en Túnez, Afaf Bernani, afirma que el régimen marroquí aprovecha la acusación de violación sexual para silenciar a los periodistas independientes.


Bernani detalla que, entre otros periodistas, Omar Radi, detenido por El Majzen, aparte de enfrentarse a la acusación de colaborar con agencias de inteligencia internacionales, está acusado de violación sexual.


El régimen marroquí “usa la acusación de violación sexual para conseguir objetivos políticos”, aclara la periodista marroquí.


“Mi vida dio un vuelco el 24 de febrero de 2018, cuando recibí una llamada de la Policía Nacional. Me citaron para interrogarme tras la detención de Taoufik Bouachrine, periodista y editor en jefe del diario independiente Akhbar al-Yaoum. Durante más de ocho horas, los interrogadores me presionaron agresivamente para que confesara que Bouachrine me había agredido sexualmente. Digo “confesar” porque, a partir de ese momento, estaba claro que si me negaba a cumplir con la narrativa del régimen de ser una “víctima”, me enfrentaría al destino de un “criminal”, esboza la periodista en su artículo de opinión publicado en The Washington Post.

Bernani, al hablar de su experiencia con el abuso del régimen marroquí, sostiene que la Policía falsificó su testimonio y lo filtró a medios de comunicación afines al poder en Rabat.

“Durante todo este proceso, que culminó con la condena de Bouachrine y la sentencia de 15 años de prisión, sufrí múltiples formas de hostigamiento y tortura psicológica. Además de muchas horas de interrogatorios, las autoridades invadieron ilegalmente la casa de mi amigo y cortaron el agua y la luz. Constantemente fui acosada y difamada en los medios de comunicación alineados con el estado”, reza el texto de Afaf Bernani.

Por todo ello, “me encontré envuelta en un proceso legal dudoso que me privó de mi dignidad. Fue en estas circunstancias que terminé decidiendo huir de mi país de origen y buscar refugio en Túnez, lejos de mi familia y seres queridos”, continúa la periodista marroquí.

“Más de dos años después, Bouachrine permanece en prisión por cargos de agresión sexual. Antes del arresto de Radi, las autoridades arrestaron al periodista Soulaiman Raissouni por acusaciones de agresión sexual en mayo de 2020. La sobrina de Raissouni, un excolega de Bouachrine en Akhbar al Yaoum, la periodista Hajar Raissouni, también fue arrestada el año pasado por acusaciones de que ella había realizó un aborto y tuvo relaciones sexuales extramatrimoniales”, describe Afaf Bernani.

Spread the love