Análisis

Académicos de London University: el acuerdo comercial post-Brexit con Marruecos podría socavar el derecho internacional

En un artículo de análisis realizado por el investigador del London University, Maxine Betteridge, se advierte que el Gobierno del Reino Unido, en su acuerdo comercial post-Brexit con Marruecos podría socavar el derecho internacional.

En este sentido, la investigación insta al jefe del ejecutivo, Boris Johnson, a seguir el ejemplo de Noruega y Suecia, que diferencian entre Marruecos y el Sahara Occidental en sus acuerdos comerciales con el país magrebí.

“No está claro si la administración de Boris Johnson reevaluará su posición sobre el comercio con Marruecos después del Brexit. Pero los activistas en el Reino Unido esperan que el gobierno siga los pasos de Suecia y Noruega, que ya detuvieron todas las importaciones y detuvieron la venta de tomates etiquetados como productos de Marruecos y procedentes del Sahara Occidental”, aclaró el académico del London University.

En este sentido, el análisis destaca que el Westren Sahara UK Campaign urgió a “los consumidores que exijan que las cadenas de supermercados indiquen si sus productos proceden de Marruecos o del Sahara Occidental”.

“Un acuerdo comercial más justo sería aquel que reconozca el derecho del Sáhara Occidental a administrar sus propios recursos y se establezca en consulta directa con el Frente Polisario para beneficiar al pueblo saharaui y facilitar el desarrollo”, dijeron los especialistas consultados por el académico.

En este marco, Maxine Betteridge, esboza que el pueblo saharaui pagaría el precio de la posible violación del derecho internacional por parte del Gobierno del Reino Unido.

Maxine Betteridge cita al articulo de la investigadora Meriem Naili, al afirmar que “el sistema jurídico internacional no ha respondido adecuadamente al conflicto y que el saqueo de los recursos naturales en el Sáhara Occidental contribuye directamente a su prolongación”.

“Por otra parte, el análisis subraya que, en dos ocasiones, “el TJUE concedió que Marruecos y el Sáhara Occidental son dos territorios diferentes y distintos, y para que los acuerdos se apliquen al primero, se debe obtener el consentimiento del pueblo saharaui”, concluyó el investigador.

Spread the love

Dejar comentario